MATERNIDAD

No soy una superwoman

Esta mañana me he despertado con una grata sorpresa. Una amiga mía me citaba en respuesta a la pregunta de una madre que, a través de un grupo de Facebook, solicitaba la ayuda de algún bruj@ para poder hacer todo lo que normalmente se (auto)exige una madre en 24 horas y no morir en el intento. Esto me ha hecho reflexionar y compartir lo que yo pienso al respecto, según mi experiencia con dos hijos y seis años de maternidad.

Más quisiera yo tener la fórmula mágica… Los milagros existen, pero son de otro tipo. Se producen cada día y muchas veces los damos por sentado y no los valoramos lo suficiente. Entre ellos está lograr un embarazo, tener un parto sin problemas, ver crecer a nuestros hijos… En lo que no creo es en la idea de “superwoman”, aquella que lo mismo es madre, esposa y ama de casa perfecta que excelente profesional y además siempre tiene energía, sonríe y nunca se queja de nada. Eso, de verdad, creo que no existe. Y no porque las mujeres seamos incapaces de ello sino porque ningún ser humano es inagotable ni puede estar en cuerpo y alma en dos sitios a la vez.

Mi consejo para todos los que tiene hijos es que intenten encontrar la mejor manera de disfrutarlos en lugar de sufrirlos. Cada familia tiene la suya y su forma de alcanzar el equilibrio -que no siempre está en el punto medio (50% vida fuera de casa, 50% vida familiar)-. Después de todo, lo que nuestros hij@s se van a llevar de nosotros es todo el tiempo que hayamos podido pasar con ellos, las experiencias que hayamos compartido, lo que les hayamos enseñado o transmitido. Del resto no se acordarán. Y nosotros tampoco.

Pero todo esto, no es más que una opinión personal basada en mi experiencia. Los padres y, muy en especial las madres, tienen que escuchar con la mente abierta y no creer o seguir a pies juntillas todo aquello que les dicen los demás, tanto profesionales como familiares y amigos. Esto es algo que he aprendido con el tiempo y que alguna amiga me dijo en su momento.

Suerte a tod@s y mucho ánimo! Nadie dijo que fuera fácil (y es especialmente difícil cuando lo hacemos bien…)😘familia durmiendo

REFLEXIONES

Aprendiendo a desaprender…

tiburcio

“En aprender a pintar como los pintores del Renacimiento tardé unos años; pintar como los niños me llevó toda la vida.”
Me gusta vivir cada día con la convicción de que me acostaré habiendo aprendido algo nuevo. Este pensamiento me recarga y hace que comience el día con energía. Pero los pensamientos e ideas son sólo el comienzo; si no pasamos a la acción, se quedan sólo en eso. Lo sé porque he vivido mucho tiempo en ese impasse. Primero, sin saber exactamente qué quería hacer pero sintiendo que necesitaba hacer algo. Después, viendo sólo obstáculos y dificultades (falta de tiempo, de inspiración, de manejo de la tecnología y de las RRSS,…) y tras ellos, muchas dudas e inseguridad. Hasta que finalmente, un buen día, sin saber muy bien cómo ni porqué, empiezas a creer que aquello que deseas desde hace tanto tiempo, es posible. Posible, no fácil ni sencillo ni rápido. Tan simple y tan difícil a la vez como creer en algo como lo hacen los niños. Desterrando la palabra imposible, el “yo no puedo, no valgo, otros sí pero yo no…”.
Muchas veces, para poder aprender, los adultos necesitamos primero desaprender. Sí, necesitamos desprendernos de convicciones, prejuicios y limitaciones autoimpuestas que nos impiden dar ese primer paso, convencidos de que no podemos o no debemos hacerlo. Pero ¿y si sí podemos? ¿Y si -como dicen los pequeños- lo intentamos?
Ahora que he empezado con nuevos proyectos me encuentro ilusionada, como una niña que comienza un nuevo curso escolar. También abrumada ante todo lo que tengo que aprender de este nuevo mundo (universo, más bien) de la autopublicación. Con ganas de aprender y de hacerlo lo mejor posible pero sin miedo.
Mis mejores deseos y felicitaciones a tod@s los que habéis emprendido vuestro camino, el que os llena y os hace felices de verdad. Os deseo mucha suerte con vuestras obras y espero poder aprender, cada día, un poquito más de vosotr@s.
P.D.: La cita la he tomado prestada; es de Picasso.
REFLEXIONES

¡Feliz curso nuevo!

african proverb

“Si quieres llegar rápido, ve solo; si quieres llegar lejos, ve acompañado.”

(Proverbio africano)

Hace unas semanas los peques empezaron el cole y hoy ya tuvimos reunión de padres del nuevo curso que comenzamos. El lema de este año que va a presidir y guiar las acciones de profesores y alumnos es el que aparece aquí arriba. Y no podía parecerme otra cosa que muy cierto y adecuado. En una palabra: acertado.

Este curso los que empiezan Primaria dejarán de realizar individualmente lo que les pida su profesor/a para aprender a conseguir el objetivo trabajando en equipo.

Resulta fundamental conjugar la adquisición de conocimientos con el desarrollo de habilidades y, en especial, de habilidades sociales. Porque a lo largo de nuestra vida conoceremos y nos relacionaremos con infinidad de personas, cada una diferente y especial es básico que los niños aprendan a respetar y a convivir con los demás. Y porque cuando trabajamos bien en equipo podemos conseguir cosas increíbles.

A tod@s, ¡feliz curso nuevo! 🤗