ENTREVISTAS DE AUTOR

HOY ENTREVISTAMOS A… SOFÍA ROBLES

Cuéntanos un poco de ti

Soy de Madrid, donde resido en la actualidad. Además de la escritura, mi mayor afición es la música, a la cual me dedico en mi día a día. Me gusta mucho todo lo relacionado con las manualidades,  el reciclaje, el arte en general.

Dinos algo que:

-te defina: la perseverancia

-te encante: la libertad

-te enfade: la falta de empatía y el egoísmo

-te alegre el día: un abrazo

-te gustaría hacer si pudieras: arreglar el mundo

¿Qué tipo de libros sueles leer?

Pues me gusta leer casi de todo, aunque reconozco que soy fan de las historias que te hacen pensar ¿Algún autor/a o libro preferido? Elegir uno solo es muy difícil. Me gusta mucho Tom Sharpe, con su “Wilt”.

¿Cuándo empezaste a escribir?

Siendo adolescente. Fue una manera de canalizar el exceso de energía.

¿Cómo compaginas la escritura con tu trabajo y vida familiar? ¿Sigues alguna rutina para escribir?

Lo compagino bien. Procuro dedicarle todos los días un ratito.  Prefiero escribir durante la noche, después del trabajo, cuando todo está en silencio.

¿Qué parte de todo el proceso de edición de un libro te resulta más complicada?

Sin duda, la parte de la promoción es la que más complicada me resulta.

¿Recurres a alguien para diseñar la portada, la maquetación o la publicidad de tus libros (banners, booktrailers)?

Pues prefiero encargarme de todo eso yo misma, porque lo disfruto un montón. Es un reto el poder llegar a un resultado satisfactorio.

Hasta el momento has autopublicado:

“Retos y Relatos para pasar el Rato”,  “Disculpa, ¿me recuerdas?”  y “El Valor de los Cuentos”.

Háblanos de uno de ellos.

Todos ellos han supuesto un momento importante de mi vida, pero “Disculpa, ¿me recuerdas?” es todo sentimiento. El cómo los recuerdos son algo más que un pasado, son nuestro presente y serán nuestro futuro, el porqué tenemos que encasillarnos en un lugar o en otro, cuando somos un cúmulo de circunstancias y factores muchas veces difíciles de encasillar. En el lado contrario, nos encontramos con una situación en la que la pérdida de esos recuerdos nos dejan sin identidad, en enfermedades tan terribles como el alzheimer. Todo ello envuelto con una prosa, con unos versos sencillos, frescos y con mucho sentimiento.

¿Alguna vez has pensado en publicarlo con una editorial?

De momento no, quizás con futuros trabajos me lo llegue a plantear.

¿Y en traducirlo para venderlo en otros mercados?

No,  creo que perdería la esencia todo lo que he querido transmitir en ellos.

¿Dónde podemos conseguirlos?

Están disponibles en Amazon, tanto en formato digital como en papel.

¿Tienes un blog?

Tengo uno, pero no profesional, en él tengo algunos escritos míos.

Cuéntanos sobre tus próximos proyectos.

Ahora mismo he terminado un proyecto pedagógico,  en el que me lo he pasado fenomenal, para niños a partir de 10 años. Y he terminado dos novelas juveniles, que están en fase de reposo.

¿Te gustan las redes sociales? ¿Hay alguna que prefieras a las demás?

Para ser sincera, no me gustan,  y me manejo fatal en este medio.

Por último, ¿qué consejo le darías a los/as que sueñan con ser escritores/as?

Que trabajen siempre con el corazón y disfrutando de lo que hacen, sin prisas ni agobios.

¿Cuál es tu ocupación favorita cuando no estás escribiendo?

Me encanta buscar cosas en Internet, información, sobre todo.

sSi pudiera ser cualquier otra persona, animal o cosa ¿qué te gustaría ser?

 Me gustaría tener algún superpoder, o tener alguna habilidad única, jajaja, una brujita de las que mueven la nariz y ordenan toda la casa en un plis. Si tuviera que elegir un animal, sería el delfín o el águila.

Con Sofía en Literania 2019

VIDA DE ESCRITORA

Literania o el festival de la literatura

Jueves, 5 de la tarde. Preludio de un fin de semana intenso

Bajé del autobús y me dirigí hacia la Gran Vía arrastrando el trolley en el que viajaban varios ejemplares de Diario de Mami junto a otros libros de segunda mano para regalar a los lectores que asistirían al evento. El sol brillaba con fuerza y llegué al número 13 acalorada. Allí encontré a varias personas que movían de allá para acá cajas y bultos embalados preparándolo todo para los siguientes días. Finalmente encontré a quién entregar mi caja de libros y el correspondiente albarán.

Si el fin de mi visita se hubiese limitado a esta entrega, hubiese carecido de gracieta alguna. Pero había quedado con alguien allí así que esperé un rato a que llegaran. No tardaron en aparecer; eran dos escritoras y compañeras de letras, que también traían a sus criaturas literarias, con las que compartiría gran parte de aquel fin de semana. Esto es, precisamente lo mejor de los eventos literarios; que transcienden los libros y conectan a sus autores. Eso es lo que te llevas en el recuerdo y forma parte de tus experiencias (libros también te llevas, pero en la bolsa).

A una de ellas –Sofía Robles– la conocía por redes sociales y a punto estuvimos de coincidir en un par de encuentros en Madrid pero el destino quiso que fuese aquí, en Literania, donde por fin nos “desvirtulizáramos”. No sólo nos seguíamos por las redes sino que nos habíamos leído mutuamente (ella es la autora, entre otros, de Retos y relatos para pasar el rato, que me encanta) y ambas compartimos el gusto por la narrativa realista. Sofía llegó acompañada de otra escritora, también realista, Esperanza Benayas, cuya vida estoy conociendo poco a poco a través de sus libros y, en concreto, de El Reencuentro.

PRIMER DÍA

Frente a la entrada del edificio, con una bolsa llena de bártulos y el corazón a tope de ilusión, me había dispuesto a pasar un fin de semana literario memorable o, como diría el amigo Barney…

america wait GIF
LE-GEN-DA-RY!

Si el jueves me adelanté a mis compañeras, el viernes sucedió lo contrario. Nada más entrar en el salón, me las encontré de frente. Habían desplegado sus criaturas literarias sobre la mesa central de la entrada (no podíamos creer nuestra suerte). Ellas me presentaron a otra escritora cuya cara me sonaba; era Begoña Medina, administradora del grupo de Facebook El Baúl , a cuyo encuentro, celebrado el 13 abril, no pude asistir por no encontrarme en Madrid. Como ocurrió con Sofía, el destino quiso que finalmente nos conociéramos aquí. Recientemente ha publicado bajo el pseudónimo de Becka M.Frey su cuarto libro, Seduciendo a un salvaje, que está siendo todo un éxito. El tiempo que pasamos juntas compartimos experiencias y curiosidades de dentro y fuera del mundo literario y aprendí algunas cosas que desconocía.

Begoña Medina (izq.) y Sofía Robles (centro)

La mañana y la comida pasaron volando. A las cinco de la tarde tuvo lugar la inauguración oficial de Literania, presentada por Curro Castillo. Los invitados, Alberto Vázquez-Figueroa, Quico Taronjí, María Lavalle, Enrique Gallud Jardiel y, como invitada institucional, la Dirección General de Bibliotecas Públicas, Museos y Archivos, del Ayuntamiento de Madrid. Entre todas las intervenciones, quiero destacar la de Vázquez-Figueroa, que no se autodefine como escritor sino como un “contador de historias”. Su discurso estuvo lleno de divertidas anécdotas e interesantes reflexiones sobre el éxito, la perseverancia y la suerte a lo largo de su trayectoria literaria. Antes de finalizar, Lusa Guerrero, escritora y organizadora principal del evento, dedicó unas palabras en recuerdo de Enrique Lasso.

Acto de inauguración oficial

Concluido el acto regresamos al salón inferior donde tuvo lugar un breve concierto para violín y piano. A continuación, llegó el turno de las presentaciones de libros solidarios. De nuevo en el Salón de actos, esta vez me senté en el estrado junto a uno de los organizadores del evento y mi compañero de antología, Jordi Villalobos, para presentar 39 saltos en el charco (una colección de cuentos infantiles coordinada por Ana Escudero Canosa) y a la Fundación Pere Tarrés, a la que van destinados los fondos procedentes de su venta. 39 saltos en el charco se encuentra disponible en Amazon y en su propia página web. Fernanda Nuñez e Isidro López-Neira, otros autores que también participaron en la antología, asistieron a la presentación, así como Manuel Ponciello (de Forolibro) que además inmortalizó el momento para seguidamente darle difusión en las redes.

Junto a nosotros, en el mismo lugar desde el que minutos antes había hablado Vazquez-Figueroa, estaban mis compañeros de letras con sus respectivos libros benéficos a favor de distintos proyectos y ONGs.

Junto a Manuel Ponciello (izq.) y Jordi Villalobos (centro)

SEGUNDO DÍA

Cuando llegué al lugar que ya me parecía mi segunda casa busqué una mesa libre y coloqué los libros de mis compañeras y el mío. Poco después llegó Begoña y aproveché que estaba en la mesa para saludar a otra amiga virtual que había venido desde Barcelona y unas semanas antes había contactado conmigo: Miriam Giménez. Al igual que yo, Miriam es escritora novel autopublicada y hace poco que ha sacado su primer libro, Nos robaron los te quiero -otro que añado a mi lista de pendientes- también de corte realista. Fue estupendo poder hablar personalmente con ella y dedicar un Diario de Mami a una amiga suya que próximamente será mamá.

De vuelta a la mesa tuvimos una visita sorpresa: Tina de Luis, una escritora que no conocía pero que resultó ser una mujer muy divertida que rebosa vitalidad. Las tres estuvimos charlando sobre literatura, proyectos y series de televisión (“¿Os habéis enterado de que Juego de Tronos ha terminado, no? ). A ella le dediqué otro Diario, esta vez para su hija, una voraz lectora, como nos contó Tina. Como a mí me encanta leer humor, he añadido su último libro (La asombrosa habilidad de mear sin hacer ruido) a mi lista de lecturas pendientes.

Con Tina de Luis

Por la tarde asistí a algunas charlas muy interesantes para los escritores, como la que dio la asociación CEDRO, sobre los derechos de autor, y los prácticos consejos de los escritores top ventas, Mercedes Pinto y Mario Escobar.

TERCER DÍA

A diferencia de los anteriores, ese día mi familia vino a conocer Literania. Mis peques estaban intrigados y querían saber dónde pasaba su madre tanto tiempo y qué hacía allí con mi libro. Nada mejor que fueran hasta allí y lo vieran con sus propios ojos.

Primero les enseñé los libros infantiles, claro. Los días anteriores ya le había echado el ojo a un par de ellos, que se vinieron con nosotros a casa como parte de nuestro botín literario: Txano y Óscar, de Julio Santos y Patricia Pérez y Un amigo diferente, de María José Rodriguez y Fernando Cascales.

Cuando mis peques subieron al salón donde se realizaban talleres infantiles, tuve la oportunidad de conversar con Lucy Chubimundo (o Pirra Smith, según el blog). Ahora mismo estoy leyendo su libro, Elijo el Arcoiris, y reconozco que la forma de narrar su experiencia vital me ha impresionado. Una vez más, una escritora novel y realista… (¿Tal vez deberíamos montar un grupo en las redes o un blog?¿Un libro a varias manos? Suena prometedor…).

Con Luisa J.C (izq) y Lucy Chubimundi (derecha)

Como los días anteriores, la mañana pasó muy rápido. Tuve la suerte de conocer a otra escritora, esta vez de romántica, que también venía de visita, en compañía de su hermana: Luisa Jimenez Carnero. Fue increíble; llegó a la mesa y compró un ejemplar de cada una de nuestras criaturas literarias. Como no conocía su libro, Jimena, lo busqué en internet y me lo apunté en esa lista que ya mencionada que no para de crecer como la espuma… Por lo que vi puedo decir que tanto la portada como la sinopsis tienen una pinta más que estupenda…

Para finalizar la mañana leí un capítulo de Diario de Mami y nos fuimos a comer. Antes de volver, Jesús Feisán, creador de la plataforma Sabes Leer y colaborador en Literania, nos estuvo hablando sobre la misma y sobre algunas de sus ideas para llevar a cabo en el futuro.

Por la tarde tuve una visita más que agradable. El propio Cix Valak, compañero de mesa en el Encuentro de Escritores y Lectores que tuvo lugar en febrero y de caseta en la reciente Feria del Libro de Cuenca, aterrizó en Literania con El Tercer Vuelo para asombro y sorpresa de los que no lo conocían. No es para menos, la vestimenta impone… Fue estupendo verlo de nuevo y, como siempre, un placer charlar un rato con él.

Arriba, con Ana Lesman y Sofía Robles (izq); con Miriam Gimenez y Esperanza Benayas (dcha). Abajo, firmando (izq) y con Cix Valak (dcha).

Para finalizar, no puedo olvidarme de mencionar a Ana Lesman, autora de Pergaminos de Alma. Tuve la suerte suerte de conversar con ella los tres días que estuve en el evento y escucharla recitar algunos fragmentos de su obra. Sin duda, tiene una sensibilidad especial. Tampoco puedo dejarme en el tintero (o en el teclado) a Francisco Cotta (@ViasLiterarias en Twitter) por su apoyo y atención a todos los que asistimos al evento.

No podría terminar esta entrada sin agradecer a la Asociación Internacional de Escritores Independientes (AIEI), a la Sociedad Cooperativa de Escritores Independientes (SCEI) y, en especial, a Lusa Guerrero, todo su empeño y trabajo realizado durante meses para que Literania 2019 pudiese ser una realidad. Gracias por haberlo hecho posible y esperamos seguir celebrando nuestro amor por las letras en futuras ediciones de Literania. Hasta entonces, nos leemos.

ENTREVISTAS DE AUTOR, VIDA DE ESCRITORA

HOY ENTREVISTAMOS A…

PILAR G. CORTÉS

Cuéntanos un poco de ti (dónde naciste, estudiaste y resides actualmente, alguna afición que tengas además de la escritura).

¡Hola! Pues soy Pilar, nací en Torrejón de Ardoz, y allí me crié y viví hasta que me hice adulta y me vine a un pueblo a unos 10km de distancia: Mejorada del Campo. Es un pueblo muy pequeño, que está muy cerca de Madrid, pero lo suficientemente lejos de la contaminación y las prisas y que además tiene una biblioteca que es espectacular.
Cuando decidí dedicarme en serio a escribir y dejar de llamarlo afición, me dio por hacer ganchillo. Me encanta porque me relaja mucho y además hago muñecos que quedan muy chulos.

Dinos algo que:
-te defina: soy de ideas fijas
-te encante: las magdalenas
-te enfade: la injusticia
-te alegre el día: chocolate
-te gustaría hacer si pudieras: vivir viajando

¿Qué tipo de libros sueles leer? ¿Algún autor/a o libro preferido?

Leo de todo, pero me gustan mucho dos géneros que no podrían ser más diferentes entre sí: el chicklit y el terror. Adoro a Stephen King, es mi autor favorito en cuanto a terror y paranormal. Para el chicklit tengo dos favoritas: Marian Keyes y Sophie Kinsella.

¿Cuándo empezaste a escribir?
Empecé siendo pequeña, tanto que realmente no me acuerdo bien. Tuve suerte porque mi profesor de cuando era pequeña nos pedía redacciones y nos subía la nota si entregábamos cuentos de motu propio.

¿Tienes un blog?
Tengo un blog de escritora dedicado a la literatura chicklit en particular y a otros géneros de la romántica en general. La dirección es http://www.pilargcortes.com. Hablo de libros, de cine, de series… Un poco de todo, pero como ya digo enfocado a mi género actual que es el chicklit.

Antes de este tuve uno que no actualizo ya pero que sigue en la blogosfera. Se llamaba “Rock and roll dreams”, y lo usaba para hacer reseñas de todo lo que leía. Más adelante añadí una categoría para los viernes que se llamaba Mamá en apuros donde contaba mi experiencia de la maternidad desde el punto de vista del humor.

Hasta el momento has autopublicado:
Tengo autopublicados tres libros. El primero es Mamá en apuros contra el cáncer. Este libro surgió porque me diagnosticaron un cáncer de cuello de útero y fui contando mi experiencia en el blog, en la sección de Mamá en apuros intentando buscarle siempre el lado humorístico de la situación. Cuando terminé todo el tratamiento pensé que podría hacer algo útil con esos post y decidí autopublicarlos en un libro benéfico a favor de la AECC.

El segundo es un libro de relatos que he autopublicado con otras tres amigas escritoras. Se trata de cuatro relatos con una misma base: la mentira. Se llama Vamos a contar mentiras: cuatro relatos acerca del engaño y también es benéfico a favor de Open Arms.


Y el tercero es mi primera novela: Valentina o cómo ser feliz sin magdalenas.


¿Alguna vez has pensado en publicar con una editorial?
La verdad es que sí que me gustaría, como a todo el mundo, que me publicara una editorial, que me mimaran y me hicieran todo el márketing, pero como la realidad no es así, no es algo que me quite el sueño.

Soy autopublicada convencida. No quise enviar Valentina o cómo ser feliz sin magdalenas a editoriales porque el proceso de selección (tanto positivo como negativo) se demoraría mucho y ya llevaba mucho retraso con ese proyecto. Tenía ganas de sacarlo ya. Y la realidad es que, aunque me hubiera contratado una editorial, yo me hubiera tenido que seguir encargando del márketing, por lo que prefiero tener además voz y voto en el resto de decisiones (portada, maquetación, etc).

Háblanos de Valentina…

Es una novela chicklit, la primera de este género que escribo. La protagonista es Valentina, una chica que se sabe muy normal y que está conforme con su vida. No se plantea nada hasta que se reencuentra con su primo, al que hace tiempo que no ve, y comprueba que ha cambiado mucho físicamente. Es cuando se plantea si le gusta su vida tal y como está actualmente. La respuesta a esa pregunta no le gusta demasiado y se pone manos a la obra para cambiar. Ella cree que renunciando a las magdalenas conseguirá la felicidad.


¿De dónde vino la inspiración para escribir Valentina?
No sé exactamente… Fue una época en la que me planté y me dije a mí misma que tenía que dejar de hacer el tonto y que si me gustaba escribir tendría que escribir. Me lo tomé en serio, y fue cuando empecé a coger la rutina de escribir después de comer. En aquel entonces tan solo media hora.

Me acordé de un episodio que me sucedió cuando estaba en el colegio, en el que mis compañeras me sometieron a una situación humillante. Entonces pensé en si me hubiera caído al volver a casa y me vino la imagen de Valentina, caída en un charco, después de haber pasado un día de mierda… Después fue desgranando su historia para mí, hice la escaleta y me puse a escribir de manera constante.


¿Cómo elegiste el título?

No te creas que fue algo fácil. Mientras la iba escribiendo tenía claro que el nombre de la protagonista tenía que aparecer en el título, pero solo el nombre no decía nada. Deseché del todo la idea cuando vi que había un cómic erótico titulado Valentina. Nada más lejos de mi libro… Al final hice una lluvia de ideas con mi familia, que se había leído la novela, sacando algunas ideas de lo que podía identificar con la protagonista. Al final ganaron las magdalenas.


¿Cuándo escribes? ¿Sigues alguna rutina?
En circunstancias normales suelo escribir después de comer y con una rutina instaurada. Trabajo por las mañanas, luego recojo a mi hija del colegio, comemos y, esto es fundamental, recojo la cocina. Los platos de la comida, pongo el lavavajillas, la encimera que quede libre. Es mi punto de partida para sentarme a escribir una hora dividida por una pequeña pausa justo a la mitad.

Ahora no tengo esa rutina, pero porque estoy de baja y dependo mucho de cómo me encuentre cada día, pero estoy cogiendo la costumbre de ponerme a trabajar por las mañanas, justo después de desayunar.

Lo que tengo muy claro es que necesito las rutinas porque en cuanto realizo la tarea “disparadora” mi cerebro ya se pone en modo trabajo y me cunde mucho más.


¿Qué parte de todo el proceso de edición te resulta más complicada? ¿Recurres a alguien para diseñar la portada, la maquetación o la publicidad de tus libros (banners, booktrailers)?
De todo el proceso lo que me resulta más complicado es elegir la portada porque tengo un gusto escaso, tirando a nulo. Entonces tiendo a elegir primero lo más hortera que hay.
Recurro a ayuda, por supuesto. Para Valentina o cómo ser feliz sin magdalenas me ayudó mi compañera de letras, que también tiene un relato en Vamos a contar mentiras, Izaskun Albéniz. De ella es la portada, contraportada y el maravilloso booktrailer. https://drive.google.com/file/d/1EtPXJAb_lV5EJDE1f7sNI9KmGYApYUR4/view?usp=drive_web


Cuéntanos lo que puedas sobre tus próximos proyectos.
De momento estoy en modo barbecho. Acabo de sacar Valentina y necesito un poco de tiempo para recuperarme. Tanta corrección, tanto detalle me ha agotado un poco y ahora estoy valorando algunas ideas, pero con calma.

¿Te gustan las redes sociales? ¿Hay alguna que prefieras a las demás?
Sí que me gustan, pero son un agujero negro de tiempo. Vas a mirar un momento Instagram y cuando te has querido dar cuenta han pasado tres horas. La verdad es que tampoco se me da muy bien interactuar, pero lo sigo intentando.

La que más me gusta es Instagram. A pesar de ser nula para la composición artística me gusta sacar fotos, y sobre todo, me gusta ver las de los demás.

¿Dónde podemos conseguir tus libros?
Los tienes todos en Amazon.

Por último, ¿qué consejo le darías a los/as que sueñan con ser escritores/as?

Que no se rindan nunca. Y sobre todo, que no se crean nunca que ya saben todo. Hay que formarse constantemente para seguir avanzando.

Gracias Carolina por esta fantástica entrevista.

Gracias a ti, Pilar, por tu tiempo y por habernos dejado conocerte un poco más y por compartir con nosotros tu estupendo sentido del humor. Hasta pronto, y mientras tanto, ¡nos leemos!

ENTREVISTAS DE AUTOR, VIDA DE ESCRITORA

Esta semana entrevistamos a…

LAILA R. MONGE

Cuéntanos un poco de ti (dónde naciste, estudiaste y resides actualmente, alguna afición que tengas además de la escritura)

Mi nombre real es Raquel, aunque utilice Laila como complemento tanto en la vida real como para la escritura.

Nací en un pueblo de Albacete y he vivido muchos años en esta ciudad, por eso cuando me preguntan de dónde soy me limito a decir que de Albacete. También he vivido en Alicante, ciudad que me acogió a las mil maravillas, y un par de años en Francia, concretamente en Estrasburgo.

Soy Educadora Infantil pero he estudiado también algo de contabilidad e Integración Social. Me gusta saber de todo.

Mi principal pasatiempo son mis hijos, a los que me dedico por completo y por vocación. Pero me encanta leer, cocinar y viajar, algo que compagino muy bien con la maternidad.

Dinos algo que:

-te defina: ambiciosa

-te alegre el día: mis hijos

-te asuste: la soledad

-te gustaría hacer si pudieras: viajar por todo el mundo

¿Cuál es su máxima en la vida?

Lucha por aquello en lo que crees.

¿Cómo describiría la felicidad?

El estado que se alcanza cuando conseguimos nuestras metas.

¿Cuál es tu género favorito para leer? La novela realista y la ambientación árabe.

¿Algún autor/a o libro preferido?

Uno de mis autores favoritos es Khaled Hosseini. De sus libros, quizás mi preferido sea Cometas en el cielo. Aunque he de reconocer que no tengo un libro que encabece la lista de favoritos porque hay muchas lecturas que son especiales para mí.

¿Aproximadamente cuántos libros lees al mes?

Una media de un libro a la semana. A veces más, otras menos.

¿Cuándo empezaste a escribir?

Escribo desde que aprendí a juntar letras, siendo una niña. Me gustaba crear historias o hacer narraciones. Pero, de manera más formal, empecé a escribir en 2017 con el objetivo de publicar mi primer libro.

¿Hay algún autor que te haya influido?

Quizás Randa Abdel-Fattah y sus novelas juveniles ¿Por qué todos me miran la cabeza? y Diez cosas que odio de mí.

¿Cuándo decidiste publicar?  ¿Por qué?

Después de contar mi historia en el blog Mi camino hacia el islam, comprendí que mi experiencia era digna de convertirse en libro, contada de principio a fin.

Hasta el momento has autopublicado

Un velo de libertad fue mi primera experiencia con la autopublicación.

Luego publiqué un relato, No des explicaciones, en la antología solidaria Vamos a contar mentiras, cuyos beneficios están destinados a la ONG Proactiva Open Arms.

En mayo publicaré un libro de no ficción, Lo que aprendí de ser mamá, basado en mi experiencia y aprendizajes como madre de familia numerosa.

Háblanos de Un velo de libertad.

Un velo de libertad es mi novela autobiográfica donde cuento cómo cambié de católica que iba todos los domingos a la iglesia, a musulmana.

Se suele pensar que las personas que cambiamos nuestra religión lo hacemos por amor o después de conocer a nuestra pareja. Sin embargo, mi historia no fue así. Fue un camino largo, lleno de baches, pero con un final muy satisfactorio.

¿Cuál es la pregunta o comentario más frecuente de los lectores?

Lo que más sorprende a los lectores es mi perseverancia para seguir buscando respuestas a pesar de los contratiempos.

¿Cuándo escribes? ¿Sigues alguna rutina?

Mi vida de madre de niños pequeños (la mayor tiene cinco años) no permite establecer demasiada rutinas. Sin embargo, algo que siempre hago es escribir un primer borrador, luego revisarlo y pasarlo a los lectores cero, dejar reposar el texto, mejorarlo a partir de las sugerencias, y enviarlo a corregir para que un profesional le dé el mejor acabado.

¿Qué parte de todo el proceso de edición te resulta más complicada?

La corrección, sin duda, pues lees y relees el texto y nunca termina de ser perfecto.

Cuéntanos lo que puedas sobre tus próximos proyectos.

Mi próximo proyecto está a punto de ver la luz: Lo que aprendí de ser mamá.

Tengo escrito el borrador de la que será mi próxima novela, esperando a que retome la tercera reescritura.

Después, me pondré con otra novela con ambientación árabe que tengo en mente hace mucho tiempo.

¿Tienes un blog?

En mi blog www.lailarmonge.com escribo reseñas de novela realista y literatura árabe, entrevisto a autoras (aunque me gustaría entrevistar también a algún autor más a adelante) y publico consejos de lectura.

¿Dónde podemos conseguir tus libros?

En Amazon.

Un velo de libertad: https://www.amazon.es/s?k=un+velo+de+libertad&i=stripbooks&__mk_es_ES=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&ref=nb_sb_noss_1

Vamos a contar mentiras: https://www.amazon.es/Vamos-contar-mentiras-Cuatro-relatos/dp/1729191681/ref=sr_1_3?__mk_es_ES=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&keywords=vamos+a+contar+mentiras&qid=1555941396&s=books&sr=1-3

Por último, ¿qué recomendación harías a los autores noveles?

Que se dejen aconsejar por quienes tienen experiencia, que se esfuercen por aprender y mejorar, y que persigan sus sueños por difíciles que parezcan.

ENTREVISTAS DE AUTOR

HOY ENTREVISTAMOS A…

ESTHER MOR

Inaguramos hoy una nueva sección en el blog dedicada a conocer mejor a escritores noveles o independientes. A muchos de ellos los conozco virtualmente gracias a las redes sociales y a algunos he tenido la suerte de “desvirtualizarlos” en mi primer encuentro literario (del que ya os he hablado en anteriores posts). Espero seguir conociendo en persona a muchos otros en los próximos eventos que se avecinan esta primavera, que viene con una agenda cargadita de planes literarios.

La escritora elegida para la entrevista que abre esta nueva sección ha sido Esther Mor. La razón no es otra que la siguiente. Ambas asistimos al Encuentro de EyL el pasado 9 de febrero, entre todos los libros de la librería encontré uno suyo que llamó mi atención, lo compré, lo leí, me gustó mucho y me pregunté, ¿por qué no entrevistar a Esther? Ella accedió y he aquí el resultado. Espero que lo disfrutéis tanto como nosotras. Y sin más preámbulos…

Cuéntanos un poco de ti (dónde naciste, estudiaste y resides actualmente, algún hobbie además de la escritura).

Nací y vivo en Barcelona ciudad, soy una persona tremendamente urbanita y muy apegada a mi barrio y “mis cuatro calles”. No me veo viviendo en otro lugar, la verdad. Actualmente resido a escasos metros de donde he vivido desde pequeña y hasta hace muy poco también trabajaba en el mismo barrio, casi en la misma calle. Este otoño cambié al centro de la ciudad, cerca de la Sagrada Familia.

Estudié en su día en la Universidad de Barcelona la Licenciatura de Historia del Arte, era lo que más me gustaba. Tomé la decisión de decantarme por algo que me gustara por encima de alguna carrera con mejores salidas profesionales, luego la vida da mil vueltas y a saber dónde se acaba. Me di el lujo de estudiar algo que me apasionaba, aunque hoy en día tengo ese mundillo muy dejado de lado.

Con el trasiego de mi vida apenas tengo tiempo que dedicar a otros hobbies además de la escritura y lectura. El trabajo, la casa, mis dos hijos de diez y seis años con sus rutinas, extraescolares, deberes y preparación de exámenes, mi marido… apenas me da la vida para más. De vez en cuando me lío con algo de repostería, pero no voy a elaboraciones más allá de bizcochos y magdalenas.

Dinos algo que:

te defina:

Es difícil definirse una misma, me cuesta horrores. Creo ser una persona muy centrada en el día a día, en la realidad que me rodea. Soy humilde, no me gusta llamar la atención, y más bien tímida.

-te encante:

Me encantan muchas cosas: los días de lluvia y lectura en el sofá, pasar el rato jugando con mis hijos a la consola, el cine, ya sea en sala o en casa con las luces apagadas, escribir y crear mis mundos, como es obvio, y me gusta mucho, pero mucho, el sushi.

-te asuste:

Tengo miedos de muchos tipos, desde los típicos y tópicos como por ejemplo tener que enfrentarme a la muerte de mis seres queridos, o la pérdida de mi realidad y mis vivencias, que algo rompa mis rutinas y me obligue a transformar demasiado mi vida; hasta miedos absurdos, como por ejemplo mi pánico a los peces de colores. No los soporto. En la playa si veo pececillos ya no me acerco al agua, y me aterrorizan los vídeos submarinos,  los documentales me causan angustia, jajaja. Una vez Windows me metió un fondo submarino como escritorio en mi portátil y lo pasé fatal para quitarlo.

-te alegre el día:

Las cosas sencillas. Un chocolate con churros con mi familia, un rato compartido con compañeros de letras, una buena comida, ir al teatro a ver un musical, que mi pequeño Messi marque un gol durante su partido o jugar con mi otro príncipe al escondite.

-te gustaría hacer si pudieras:

¡Qué difícil! Pues ni idea… Lo imposible: hacer un mundo mejor para los que vendrán después, parar el cambio climático, acabar con la polución marítima y terrestre, recuperar el equilibrio natural y tener un planeta más limpio para las generaciones que están por llegar.

¿Qué tipo de lectura prefieres?

Me gustan la romántica, el terror, la ciencia ficción. Muy variado. Me gusta también todo lo que rompe esquemas.

¿Desde cuándo escribes? ¿En qué momento decidiste autopublicar? ¿Por qué?

Escribo desde hace unos cuatro años, y me convenció un amigo para publicar Amor, última llamada. Algunos compañeros en la web Sttorybox lo habían leído y pensaron que tenía calidad para estar en el mercado. Este amigo y varios más me ayudaron con la maquetación, título y portadas. Estoy muy orgullosa de ese primer vástago literario.

¿Alguna vez has pensado en publicar con una editorial?

No suelo pensar en editoriales. Me gusta ir a mi ritmo, haciendo lo que me apetece y sin pensar demasiado en cumplir plazos. Ya me cuesta mantener los que me pongo yo sola.

¿Y en traducir alguno de tus libros para venderlo en otros mercados?

A veces lo pienso, podría ser divertido, pero por otra parte cuando pienso en lo que costaría publicitar en otro idioma y para público y lectores en otros idiomas… Eso debe multiplicar el trabajo por mil.

Hasta el momento has publicado…

Amor, última llamada, un romance sin millonarios traumados ni jovencitas angelicales que redimen al malote sexi. Un amor fuera de las pautas de los clichés más habituales del género romántico.

Rebelión electrónica de andar por casa, una novela a mitad de camino entre la ciencia ficción y la comedia en la que una sencilla ama de casa debe luchar para sobrevivir cuando los electrodomésticos y demás artefactos electrónicos e informáticos que nos acompañan en nuestras vidas urbanas y tecnológicas deciden rebelarse y hacerse con el control.

Jueves, un relato que maqueté y puse en la plataforma Lektu como descarga gratuita. Mi especial homenaje a las víctimas del 11M. Es un relato antiguo. De mis primeras incursiones en este mundo y al que tengo mucho cariño por lo que significa, partiendo como base de la canción de La Oreja de Van Gogh.

También he publicado relatos en varias antologías, de todos los géneros, te pongo algunos:

Delirios Terroríficos, “Montañeras”.

Erotismo poético III, “Entre las sábanas”, entre los diez poemas finalistas.

Fronteras y Descubrimientos, “Adelita en el desfiladero”,y dos relatos en colaboración con dos compañeros, el prólogo de “Fronteras y descubrimientos”, junto con Román Sanz Mouta y “Operativo DI-43” con A. SAHN.

Micro Terror II Certamen de microrrelatos de la editorial Círculo Rojo, con el micro “Despierta”.

¿En qué género te sientes más a gusto escribiendo?

Es algo que no sabría contestarte, el romance y la comedia son lo que más me atrae. Dándole la vuelta a la pregunta, si me lo permites, la fantasía me parece dificilísima, es crear un mundo a partir de la nada y hacerlo coherente. El misterio y la novela negra se me escaparían por lo caótico de mi forma de escribir, sin apenas esquemas ni guía. La poesía es algo aparte, mágico, admito que me encantaría pero no me veo capaz.

¿Cómo se te ocurrió escribir tu primera novela, Amor, última llamada? Háblanos un poco de él y de sus personajes, Lidia y Álex.

Pues es mi primer relato largo que se puede llamar así, novela. Tuve una temporada en la que leí bastante romance. Y me encontraba con los clichés más clásicos; los hombres siempre millonarios, siempre con poder, siempre con una infancia terrible, las mujeres siempre allí para salvarlos, enamoradas casi a primera vista. Y jóvenes, parecía que el amor a partir de los cuarenta ya no sirve para escribir romántica. Y me dije que quería protagonistas mayores, vividos. Con su mochila de experiencias a la espalda y su realidad, una similar a la de cualquier hijo de vecino, los que pagamos facturas a fin de mes y hacemos la compra, los que no tenemos que luchar contra mafiosos o demonios, ni salvar más mundo que el propio para ser felices. Personajes con los que empatizar.

¿Cómo encuentras la inspiración para escribir?

Cualquier cosa. Más que inspiración lo que necesito es tiempo de calidad para plasmar esas ideas. El último relato que estoy escribiendo, para una antología de cuentos infantiles, lo voy escribiendo en los trayectos en metro de trabajo a casa, y son solo cuatro paradas. No me da para avanzar demasiado, la verdad.

¿Cómo compaginas la escritura con tu trabajo y vida familiar?

La pregunta del millón. Sinceramente, no lo sé. Robando mucho tiempo a la familia y a la casa, al sueño, al trabajo no se puede. Al menos, no en el mío. No paro durante mi jornada, soy dependienta en un negocio de alimentación de barrio.

¿Qué parte de todo el proceso de edición de un libro te resulta más complicado?

Tengo una pelea con los títulos. Nunca los tengo claro. Jamás he empezado a escribir teniendo claro el título del relato. Y luego no complicado pero si muy pesado, la corrección y relecturas. Llega un momento que ya no se ven las letras y el cerebro es incapaz de corregir. Portada y corrección son los dos aspectos que suelo delegar en otros.

¿Recurres a alguien para diseñar la portada, la maquetación o la publicidad de tus libros (banners, booktrailers)?

Sí, suelo recurrir a servicios editoriales cuando no me veo capacitada o no consigo el resultado que quiero, pretendo sacar al mercado un producto lo más profesional posible. Aunque también me gusta hacer gran parte del trabajo de edición. Poco a poco voy aprendiendo cosillas y las aplico en mis publicaciones. Booktrailers soy incapaz de hacer pero hacer banners me gusta y me los suelo hacer yo misma en ratos muertos.

¿Dónde podemos conseguir tus libros?

Pues en varias plataformas. Depende del libro. Amor, última llamada está disponible en Amazon, Lektu, Google Play libros y Kobo. Jueves solo está de forma gratuita en Lektu. Rebelión electrónica de andar por casa de momento está en exclusiva en Amazon, y disponible en Kindle Unlimited.

Las antologías están todas en Amazon, excepto la de Círculo Rojo que era benéfica y se agotó ya la edición.

¿Tienes un blog? (¿Desde cuándo, dirección, de qué trata?)

Tengo uno pero muy olvidado, la verdad. Y caótico. Al principio subía mis relatos cortos y micros. Después le hice un apartado de reseñas. Hace tiempo que no lo actualizo, soy muy inconstante con él. Se llama julesesasi.wordpress.com

¿Qué redes sociales utilizas? ¿Hay alguna que prefieras a las demás?

Uso las mismas que todo el mundo, Facebook, Instagram y Twitter. Aunque en estos momentos me estoy dando un respiro de todo ese gran mundo cibernético. Es muy estresante.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Pues tengo una novela finalizada y en revisión y un par de proyectos antiguos que no acabo de finalizar pero que me gustaría encauzar y cerrar.

También en breve la publicación en una antología benéfica de cuentos para niños con otros autores, que se titulará “X saltos en el charco” (la X depende del número de cuentos que finalmente la compongan) y esta primavera colaboraré en un proyecto de suspense/terror con la plataforma Literup.De momento eso es todo lo que tengo planeado. Aunque no soy de planes cerrados.

Gracias, Esther, por haber aceptado esta invitación, por tu tiempo y por habernos permitido conocerte mejor. Te deseo mucha suerte en todos los proyectos que emprendas y espero coincidir contigo de nuevo en próximos eventos literarios.

Para los que todavía no lo habéis leído, a continuación os dejo una reseña de Amor, última llamada.

Amor, última llamada es una historia de las que a mí me gustan, esas que nos pueden ocurrir a ti, a mí y a cualquiera; una historia de amor entre dos personajes normales y corrientes en apariencia que guardan en su interior las claves de unas vidas complicadas. 

Después de una ardua lucha por recuperar la salud, Álex decide dejar de perder el tiempo e ir a por lo que realmente desea en su vida: compartirla con Lidia. Valiente y optimista, Álex se lanza a por todas, sin nada que perder.

Lidia ha vivido la mitad de su existencia con el recuerdo de un amor pasado y con su hija Alicia hasta que ésta se marcha para crear su propio hogar junto a su marido, dejando un vacío difícil de llenar. Con el fin de impedir que su corazón se rompa de nuevo, Lidia crea una coraza a su alrededor para protegerse del exterior y de sus propios sentimientos, cerrándose todas las puertas a la felicidad y a Álex, que no se dará por vencido a pesar de las dificultades. 

¿Conseguirán derribar ese muro que los separa y construir un futuro juntos?

Te confirmo que sí la he disfrutado…