VIDA DE ESCRITORA

Literania o el festival de la literatura

Jueves, 5 de la tarde. Preludio de un fin de semana intenso

Bajé del autobús y me dirigí hacia la Gran Vía arrastrando el trolley en el que viajaban varios ejemplares de Diario de Mami junto a otros libros de segunda mano para regalar a los lectores que asistirían al evento. El sol brillaba con fuerza y llegué al número 13 acalorada. Allí encontré a varias personas que movían de allá para acá cajas y bultos embalados preparándolo todo para los siguientes días. Finalmente encontré a quién entregar mi caja de libros y el correspondiente albarán.

Si el fin de mi visita se hubiese limitado a esta entrega, hubiese carecido de gracieta alguna. Pero había quedado con alguien allí así que esperé un rato a que llegaran. No tardaron en aparecer; eran dos escritoras y compañeras de letras, que también traían a sus criaturas literarias, con las que compartiría gran parte de aquel fin de semana. Esto es, precisamente lo mejor de los eventos literarios; que transcienden los libros y conectan a sus autores. Eso es lo que te llevas en el recuerdo y forma parte de tus experiencias (libros también te llevas, pero en la bolsa).

A una de ellas –Sofía Robles– la conocía por redes sociales y a punto estuvimos de coincidir en un par de encuentros en Madrid pero el destino quiso que fuese aquí, en Literania, donde por fin nos “desvirtulizáramos”. No sólo nos seguíamos por las redes sino que nos habíamos leído mutuamente (ella es la autora, entre otros, de Retos y relatos para pasar el rato, que me encanta) y ambas compartimos el gusto por la narrativa realista. Sofía llegó acompañada de otra escritora, también realista, Esperanza Benayas, cuya vida estoy conociendo poco a poco a través de sus libros y, en concreto, de El Reencuentro.

PRIMER DÍA

Frente a la entrada del edificio, con una bolsa llena de bártulos y el corazón a tope de ilusión, me había dispuesto a pasar un fin de semana literario memorable o, como diría el amigo Barney…

america wait GIF
LE-GEN-DA-RY!

Si el jueves me adelanté a mis compañeras, el viernes sucedió lo contrario. Nada más entrar en el salón, me las encontré de frente. Habían desplegado sus criaturas literarias sobre la mesa central de la entrada (no podíamos creer nuestra suerte). Ellas me presentaron a otra escritora cuya cara me sonaba; era Begoña Medina, administradora del grupo de Facebook El Baúl , a cuyo encuentro, celebrado el 13 abril, no pude asistir por no encontrarme en Madrid. Como ocurrió con Sofía, el destino quiso que finalmente nos conociéramos aquí. Recientemente ha publicado bajo el pseudónimo de Becka M.Frey su cuarto libro, Seduciendo a un salvaje, que está siendo todo un éxito. El tiempo que pasamos juntas compartimos experiencias y curiosidades de dentro y fuera del mundo literario y aprendí algunas cosas que desconocía.

Begoña Medina (izq.) y Sofía Robles (centro)

La mañana y la comida pasaron volando. A las cinco de la tarde tuvo lugar la inauguración oficial de Literania, presentada por Curro Castillo. Los invitados, Alberto Vázquez-Figueroa, Quico Taronjí, María Lavalle, Enrique Gallud Jardiel y, como invitada institucional, la Dirección General de Bibliotecas Públicas, Museos y Archivos, del Ayuntamiento de Madrid. Entre todas las intervenciones, quiero destacar la de Vázquez-Figueroa, que no se autodefine como escritor sino como un “contador de historias”. Su discurso estuvo lleno de divertidas anécdotas e interesantes reflexiones sobre el éxito, la perseverancia y la suerte a lo largo de su trayectoria literaria. Antes de finalizar, Lusa Guerrero, escritora y organizadora principal del evento, dedicó unas palabras en recuerdo de Enrique Lasso.

Acto de inauguración oficial

Concluido el acto regresamos al salón inferior donde tuvo lugar un breve concierto para violín y piano. A continuación, llegó el turno de las presentaciones de libros solidarios. De nuevo en el Salón de actos, esta vez me senté en el estrado junto a uno de los organizadores del evento y mi compañero de antología, Jordi Villalobos, para presentar 39 saltos en el charco (una colección de cuentos infantiles coordinada por Ana Escudero Canosa) y a la Fundación Pere Tarrés, a la que van destinados los fondos procedentes de su venta. 39 saltos en el charco se encuentra disponible en Amazon y en su propia página web. Fernanda Nuñez e Isidro López-Neira, otros autores que también participaron en la antología, asistieron a la presentación, así como Manuel Ponciello (de Forolibro) que además inmortalizó el momento para seguidamente darle difusión en las redes.

Junto a nosotros, en el mismo lugar desde el que minutos antes había hablado Vazquez-Figueroa, estaban mis compañeros de letras con sus respectivos libros benéficos a favor de distintos proyectos y ONGs.

Junto a Manuel Ponciello (izq.) y Jordi Villalobos (centro)

SEGUNDO DÍA

Cuando llegué al lugar que ya me parecía mi segunda casa busqué una mesa libre y coloqué los libros de mis compañeras y el mío. Poco después llegó Begoña y aproveché que estaba en la mesa para saludar a otra amiga virtual que había venido desde Barcelona y unas semanas antes había contactado conmigo: Miriam Giménez. Al igual que yo, Miriam es escritora novel autopublicada y hace poco que ha sacado su primer libro, Nos robaron los te quiero -otro que añado a mi lista de pendientes- también de corte realista. Fue estupendo poder hablar personalmente con ella y dedicar un Diario de Mami a una amiga suya que próximamente será mamá.

De vuelta a la mesa tuvimos una visita sorpresa: Tina de Luis, una escritora que no conocía pero que resultó ser una mujer muy divertida que rebosa vitalidad. Las tres estuvimos charlando sobre literatura, proyectos y series de televisión (“¿Os habéis enterado de que Juego de Tronos ha terminado, no? ). A ella le dediqué otro Diario, esta vez para su hija, una voraz lectora, como nos contó Tina. Como a mí me encanta leer humor, he añadido su último libro (La asombrosa habilidad de mear sin hacer ruido) a mi lista de lecturas pendientes.

Con Tina de Luis

Por la tarde asistí a algunas charlas muy interesantes para los escritores, como la que dio la asociación CEDRO, sobre los derechos de autor, y los prácticos consejos de los escritores top ventas, Mercedes Pinto y Mario Escobar.

TERCER DÍA

A diferencia de los anteriores, ese día mi familia vino a conocer Literania. Mis peques estaban intrigados y querían saber dónde pasaba su madre tanto tiempo y qué hacía allí con mi libro. Nada mejor que fueran hasta allí y lo vieran con sus propios ojos.

Primero les enseñé los libros infantiles, claro. Los días anteriores ya le había echado el ojo a un par de ellos, que se vinieron con nosotros a casa como parte de nuestro botín literario: Txano y Óscar, de Julio Santos y Patricia Pérez y Un amigo diferente, de María José Rodriguez y Fernando Cascales.

Cuando mis peques subieron al salón donde se realizaban talleres infantiles, tuve la oportunidad de conversar con Lucy Chubimundo (o Pirra Smith, según el blog). Ahora mismo estoy leyendo su libro, Elijo el Arcoiris, y reconozco que la forma de narrar su experiencia vital me ha impresionado. Una vez más, una escritora novel y realista… (¿Tal vez deberíamos montar un grupo en las redes o un blog?¿Un libro a varias manos? Suena prometedor…).

Con Luisa J.C (izq) y Lucy Chubimundi (derecha)

Como los días anteriores, la mañana pasó muy rápido. Tuve la suerte de conocer a otra escritora, esta vez de romántica, que también venía de visita, en compañía de su hermana: Luisa Jimenez Carnero. Fue increíble; llegó a la mesa y compró un ejemplar de cada una de nuestras criaturas literarias. Como no conocía su libro, Jimena, lo busqué en internet y me lo apunté en esa lista que ya mencionada que no para de crecer como la espuma… Por lo que vi puedo decir que tanto la portada como la sinopsis tienen una pinta más que estupenda…

Para finalizar la mañana leí un capítulo de Diario de Mami y nos fuimos a comer. Antes de volver, Jesús Feisán, creador de la plataforma Sabes Leer y colaborador en Literania, nos estuvo hablando sobre la misma y sobre algunas de sus ideas para llevar a cabo en el futuro.

Por la tarde tuve una visita más que agradable. El propio Cix Valak, compañero de mesa en el Encuentro de Escritores y Lectores que tuvo lugar en febrero y de caseta en la reciente Feria del Libro de Cuenca, aterrizó en Literania con El Tercer Vuelo para asombro y sorpresa de los que no lo conocían. No es para menos, la vestimenta impone… Fue estupendo verlo de nuevo y, como siempre, un placer charlar un rato con él.

Arriba, con Ana Lesman y Sofía Robles (izq); con Miriam Gimenez y Esperanza Benayas (dcha). Abajo, firmando (izq) y con Cix Valak (dcha).

Para finalizar, no puedo olvidarme de mencionar a Ana Lesman, autora de Pergaminos de Alma. Tuve la suerte suerte de conversar con ella los tres días que estuve en el evento y escucharla recitar algunos fragmentos de su obra. Sin duda, tiene una sensibilidad especial. Tampoco puedo dejarme en el tintero (o en el teclado) a Francisco Cotta (@ViasLiterarias en Twitter) por su apoyo y atención a todos los que asistimos al evento.

No podría terminar esta entrada sin agradecer a la Asociación Internacional de Escritores Independientes (AIEI), a la Sociedad Cooperativa de Escritores Independientes (SCEI) y, en especial, a Lusa Guerrero, todo su empeño y trabajo realizado durante meses para que Literania 2019 pudiese ser una realidad. Gracias por haberlo hecho posible y esperamos seguir celebrando nuestro amor por las letras en futuras ediciones de Literania. Hasta entonces, nos leemos.

3 comentarios en “Literania o el festival de la literatura”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .