OIDO COCINA

Barritas de avena contra el Blue…

Llevaba tiempo sin publicar una receta y no ha sido por falta de ganas. He estado esperando a que remitieran los efectos de las comilonas navideñas y a que pasaran los días posteriores de arrepentimiento y ayuno, para “limpiar” algo el organismo o, al menos, el estómago. Después de esto llegó el Blue Monday (y Tuesday, etc.) y, con él, según la llaman, la depre azul. Depre por la visión lejana de las próximas vacaciones (anda que no queda para agosto…) y por la sensación de fracaso al “pinchar” en alguno de nuestros propósitos del recién estrenado año (o por no haber empezado aún, que ya casi tenemos un pie en febrero).

Tranquilos todos, no desesperemos. Lo que hay que hacer es ponerse manos a la obra con uno de esos propósitos, el que menos te cueste o el que más rabia te dé. Y para eso hace falta ilusión y energía. Sí, esta es muy importante, más de lo que parece. Anda que no he abandonado yo ideas por falta de combustible vital. Algunos truquillos para reactivarse: salir a caminar a paso ligero, a nadar, montar en bici o jugar con los peques, si tienes alguno a mano.

Peeero, para esos momentos en los que no sabes a qué recurrir y necesitas energía con urgencia o para cuando quieras premiarte por haber realizado el primer paso para alcanzar tu objetivo, aquí va una receta que lo tiene TODO, porque:

  • Está riquísima
  • Te aporta energía saludable
  • Es superfácil y rápida de hacer
  • Para llevar y comer en cualquier sitio
  • Altamente “customizable”, la puedes personalizar como te apetezca.


Tachán, tachán, he aquí las ¡barritas energéticas de avena y… lo que le eches! Sí, sí, lo que le eches. Porque si bien la receta parte de una base de copos de avena (mejor integrales) ligeramente triturados, el resto queda a tu imaginación y a tus papilas gustativas. Cuidado si navegas por internet en busca de inspiración pues corres el riesgo de acabar engullido por un remolino de recetas del que no salgas sano y salvo (confiemos en que alguien vaya a tu rescate). Para evitar que eso te ocurra y que al final acabes colapsado entre tanto ingrediente y “vídeo fácil”, voy a darte unos tips que te evitarán naufragar en el inmenso océano que es la red.

screaming season 10 GIF
No te hundas navegando en internet...

Digo truquis porque esta no es una receta estándar sino que en función de lo que tenga en la cocina y de lo que me apetezca, así hago las barritas (por eso son únicas cada vez).

Empecemos.

Tomamos entre 120 y 140 gramos de copos de avena, los trituramos (ojo, no pulverices, que te veo) y reservamos. A continuación hacemos lo mismo con los frutos secos (almendras, nueces, avellanas, cacahuetes o pistachos, tú eliges) y/o semillas (sésamo, calabaza, girasol, amapola, chía). Si te gustan las pasas, puedes poner un puñado en agua durante unos minutos para que se hidraten.

Ahora vamos con el resto de ingredientes. Necesitaremos un ingrediente graso y otro dulce. Para el primero, por su olor me gusta utilizar el aceite de coco y, en su defecto, mantequilla o margarina de soja; para el segundo recurro al azúcar de coco y, si no tengo, a la panela o al sirope de caramelo o vainilla.

En 10 minutos las tendrás…

Lo que sí te recomiendo es que derritas un poco de aceite de coco en una sartén y saltees los frutos secos. En seguida empezarás a notar el delicioso olor que desprenden y entonces toca añadir el resto del aceite y bajar a fuego lento. Si no quieres hacerlas sólo con aceite, después de saltear sustitúyelo por mantequilla/margarina.

Cuando quiero darle un sabor a chocolate, añado un par de cucharadas de crema de algarroba (parece Nocilla pero sin choco) que le da un toque delicioso. Si lo que te gusta es la crema de cacahuete, este es tu momento (pero recuerda que estas son optativas). Mezcla la crema con los frutos secos y añade un poco de azúcar y, si te apetece, espolvorea una pizca de canela. Como ya sabéis que el coco me rechifla, añado unas cucharadas de coco rallado. A continuación, echamos unas cucharadas de miel, maple (jarabe de arce) o sirope de ágave (me han contado que el de dátiles es muy sano y endulza un montón). Cuando tengas una masa uniforme, retira del fuego.

Para finalizar, añade los copos de avena (aquellos que trituramos al principio). Si os gustan los cereales tipo corn flakes (maíz) o crispies (arroz inflado) los podéis incorporar ahora pero teniendo cuidado con la proporción entre el total de cereales y el resto de ingredientes. También podéis aprovechar para echar un poco de quinoa, pasas, arándanos o perlas de chocolate. Remueve.

Vierte toda la mezcla sobre una bandeja previamente cubierta con papel de hornear y aplastamos con una espátula para que quede repartida de forma homogénea y con una altura aproximada de 3 centímetros. Con un cuchillo corta las barritas del tamaño que quieras y déjalas enfriar antes de cubrir y meter en la nevera para que se endurezcan.

¿Te atreves a probar?

how i met your mother barney GIF


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.